Skip to content
Flores.cool

Flores en el Ático: la atrapante primer entrega de la saga Dollanganger

Flores en el Ático se titula el primer libro y obra maestra de V. C. Andrews, publicada en 1979, y constituye el primer libro de la saga Dollanger, narrada en primera persona por el encantador personaje de Catherine Dollanger, en la cual nos dejaremos atrapar y conmover por las desafortunadas vivencias de cuatro hermanos aislados en un ático, en casa de su abuela.

Sobre la autora de Flores en el ático

Virginia Cleo Andrews fue una escritora de renombre, oriunda de Estados Unidos de América, y  fue esta obra la que la lanzó a la fama, llegando a ser el número uno en las listas de ventas. Su éxito hizo que incluso luego de fallecer a sus 63 años por cáncer de mama, otro escritor—Andrew Neiderman— fuera contratado para continuar la saga que comienza con Flores en el ático, la cual continuó siendo publicada con el nombre de la autora.

Flores en el ático continúa con su saga en los siguientes libros, que son Pétalos al viento, Si hubiera espinas, Semillas del ayer y Jardín sombrío.

libros flores en el atico

Argumento de Flores en el Ático

En esta maravillosa obra nos dejaremos enamorar por Catherine, con sólo 12 años de edad al comenzar el primer libro, y con 15 al finalizarlo. En esta oportunidad nos narrará sus experiencias encerrada junto a sus tres hermanos, Chris y los mellizos Cory y Carrie. Nuestra protagonista es una niña soñadora con la fantasía de convertirse en una talentosa bailarina.

Luego de la muerte del padre de los pequeños, la madre de Catherine le pide a la abuela de los niños mudarse con ella por no poder mantener a sus hijos, a lo que ésta accede, pero con la desconsiderada condición de que los hermanos permanezcan en el ático para que su abuelo, próximo a morir, no se entere de su existencia y deje finalmente a la madre de los niños una fortuna. De este modo, los niños pasan a vivir en horribles condiciones en la enorme mansión de sus abuelos.

En estas escenas observamos el esfuerzo sobrehumano de una madre por hacer del pequeño lugar un hogar lo más cálido posible para sus cuatro pequeños, decorándolo para que no tengan miedo y llenándolos de promesas esperanzadoras. Los niños aquí deben sortear sus adversidades mientras sufren una serie de sistemáticos abusos físicos y emocionales por parte de su abuela, quien los amenaza con crueles castigos.

Escena de la pelicula flores en el ático

Es aquí que nos encariñamos con estos cuatro personajes al verlos crecer juntos y aprendiendo a valerse de su propia hermandad. Mientras nuestra protagonista Catherine comienza a practicar ballet, Chris comienza a leer libros para convertirse, algún día, en el médico que su padre soñó que sería. Curiosamente, con el tiempo y tras estar abandonados a su suerte, Chris y Cathy, hermanos mayores, comienzan a adquirir los roles de padre y madre para con sus dos hermanos pequeños.

En el transcurso de esta obra nos conmovemos por sucesos fuertes que datan de las nuevas sorpresas que los niños se llevan al crecer y entrar en la pubertad, y del sacrificio que deben hacer por sí mismos y para garantizarles la poca infancia que pueden a sus pequeños hermanos gemelos. La trama se torna controversial al tocar delicados temas como el incesto, por lo que nos queda chica la palabra “fuerte” para catalogar a esta obra.

Obviamente y al tornarse independientes, los niños intentarán idear un plan para escapar y permanecer juntos en el proceso, a la vez que se sienten cada vez más distanciados de su madre. Resulta francamente dramático observar la niñez en su estado más inocente transformarse en los sentimientos negativos de un adulto como odio y resentimiento hacia quienes los han marcado con crueldades. Siguiendo esta historia resulta difícil de alejarnos del hilo viendo cómo los niños evolucionan física, mental y emocionalmente.

Película Flores en el ático (1987)

Una primera adaptación de la obra de V. C. Andrews fue dirigida por Jeffrey Bloom en 1987, un drama psicológico protagonizado por Louise Fletcher como la cruel e inflexible abuela de los hermanos, Victoria Tennant como la madre de los niños, Jeb Stuart Adams como Chris, Ben Ganger como Carrie, Lindsay Parker como Carrie y Kristy Swanson como nuestra inolvidable Catherine.

Película Flores en el ático (2014)

Sin embargo una buena adaptación de la historia fue dirigida en 2015 por Deborah Chow, regalándonos 90 minutos de una nueva interpretación de la novela de Andrews que consiguió una valoración del 52% en Rotten Tomatoes, el sitio web más popular de crítica de cine y TV.

Flores en el ático escena

En esta oportunidad, Ellen Burstyn toma el rol de la abuela de los niños, Heather Graham personaliza a la madre, Mason Dye, Ava Telek y Maxwell Kovach personalizan a Chris, Carrie y Cory, respectivamente, y Kiernan Shipka, nuestra conocida actriz de la versión de “Sabrina” de Netflix, encarna esta vez a Cathy Dollanganger, una actuación que vale la pena ver.

Saga Dollanganger

Por supuesto, al hablar de la obra de Andrews resulta imprescindible nombrar la continuación de su primer libro, en el que encontraremos nuevas vivencias para nuestros personajes.

A lo largo de esta saga los hermanos crecen bastante, teniendo Catherine ya para el final del segundo libro, Pétalos al viento, unos 37 años. Vemos en esta entrega cómo nuestra protagonista inicial madura, cómo lleva sus rencores hacia lo que su madre los hizo vivir en su infancia y, cómo no, nos ofrece en esta oportunidad una historia romántica propia de la adultez de Cathy.

Si hubiera espinas es el tercer libro de la saga, esta vez narrado por los hijos de los hermanos que conocemos, y en esta ocasión conoceremos los secretos que ocultan Cathy y Chris ya como adultos.

Semillas del ayer es el cuarto libro de la saga de Andrews, y encontramos aquí a Catherine como una adulta de 52 años, que narra sus últimos años junto a sus queridos hermanos.

El quinto y último libro de la saga, Jardín Sombrío, es curiosamente narrado por la abuela de Catherine y sus hermanos. Manteniendo la intriga hasta el final, en esta oportunidad conoceremos la historia desde una nueva perspectiva, oculta todo este tiempo, en el que nuestra “villana” narrará la vida de la madre de los chicos y da a conocer a los lectores el porqué del atroz odio hacia sus nietos.

libros flores en el ático

A pesar de no haber sido terminada por la misma autora del libro inicial, la historia toma un curso que mantiene al lector sumido en la cruenta narración y vale la pena llegar hasta el final. Si bien el público reconoce que, como en cada oportunidad, las películas nunca logran capturar completamente las emociones que nos llegan de la lectura, es porque la autora deja impreso en sus libros los sentimientos y sorpresas que más valen la pena y que sólo pueden ser experimentadas con las páginas entre los dedos en una tarde a solas con esta fuerte historia.

Sin duda, al hablar de esta obra no podemos dejar de reconocer el talento de V. C. Andrews con los detalles y su capacidad de conmovernos al narrar el infortunio de cómo la inocencia de unos niños, las “flores” del ático, se marchitan por las adversidades y la crueldad de eventos que no merecen y que los sobrepasan por su corta edad y madurez. Es de advertir que por la dureza de las escenas y los temas que toman vida en esta novela y películas, no resulta apropiado para todo público y se recomienda, por lo tanto, discreción.

Lee más artículos relacionados en:

▷ Cuando lo viejo vuelve a ser lo nuevo: las flores vintage

▷ Cómo hacer las flores en papel crepe más hermosas